Clase 5 – Fundamentos de la Fe

Clase 5 – La Necesidad de  la Obra del Señor Jesucristo

By: Juan Ancalle

La escritura nos habla de que el hombre es pecador en (Romanos 3:23) 23por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,[1] El hombre tiende al pecado desde su caída en el huerto del Edén. De acuerdo a la escritura no hay cosa que el hombre pueda hacer para librarse del pecado por si mismo, por mas intentos que haga. El hombre necesita de la obra del Señor Jesucristo; el hombre necesita de un Salvador, el Señor Jesucristo.

Por otra parte Dios castiga el pecado (Romanos 6:23) 23Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. [2] y el pago del pecado es la muerte. Como los hombres no podemos librarnos del pecado por nosotros mismos, Dios por su inmenso amor hacia nosotros (Juan 3:16) ha enviado al Señor Jesucristo para morir en nuestro lugar (Filipenses 2:7-8) dice: 7sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.[3]  Siendo Dios tomo la forma de hombre y fue humillado y desechado como dice en (Isaías 53:3). El murió en nuestro lugar y una vez para siempre, su muerte fue vicaria y esto redundo en nuestro beneficio. Su muerte fue sustitutoria.

Su muerte fue una sustitución por los pecadores (Gálatas 1:4), significo también la redención de nuestros pecados (Efesios 1:7), llego a resultar en la reconciliación de nuestra relación con Dios (Romanos 5:10)  y la propiciación con Dios. El Señor Jesucristo vino a resolver el problema de la separación del hombre de Dios al resucitar al tercer día. Ahora El esta sentado a la diestra del Padre y puede interceder por nosotros (Hebreos 1:3; 7:25).

El sacrificio del Señor Jesucristo en la cruz fue necesario, El nunca peco y por eso pudo morir en nuestro lugar y con esto El puede dar vida eterna a quienes creen que el murió, fue sepultado y al tercer día resucito y que se presento a sus discípulos por cuarenta días, con pruebas que no se pueden dudar, ensenándoles las escrituras de que hablan de El. No se trata de decir soy cristiano, es necesario entender la obra sustitutoria del Señor Jesucristo y aceptar su sacrificio en nuestro lugar y rendirnos en oración a El.


[1] Reina Valera Revisada (1960). (1998). (Ro 3:23). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.

[2] Reina Valera Revisada (1960). (1998). (Ro 6:23). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.

[3] Reina Valera Revisada (1960). (1998). (Php 2:7–9). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s