A 500 años de la Reforma Protestante

Las sociedades constantemente experimentan cambios culturales, esto resulta en un desafío para los creyentes del día de hoy; el de poder responder a estos adecuadamente con la Escritura, la Biblia.

Muchos se han cuestionado si la Escritura tiene respuestas para todas preguntas que el creyente tiene en su vida cristiana, y la respuesta es, que si. La Escritura habla específicamente de muchos temas, como por ejemplo del respeto a la vida, matrimonio, familia, trabajo, etc. y aunque no es especifica en otros temas, la Escritura nos proporciona principios bajo los cuales se puede actuar confiadamente.

A propósito de los 500 años de la reforma protestante, donde los reformadores, entre ellos Martin Lutero, un moje agustino, plantearon la doctrina de la suficiencia de las Escrituras, que la misma es suficiente para practicar la fe, creencias y vida cristiana, esto como una respuesta ante la postura de la iglesia Católica Romana de seguir la tradición, Escritura y la interpretación de la majestad católica, lo que posteriormente concluyo en uno de los cinco principios de la reforma protestante, La Sola Escritura, que significa que la Escritura es la única autoridad para los creyentes en materia de Fe. Así mismo el día de hoy, la Escritura sigue siendo suficiente para responder preguntas, sin importar cuantos cambios tenga la cultura en que vivimos, los principios de la Escritura no cambian. Los reformadores tuvieron que enfrentar tradiciones y practicas que están lejos de la Escritura; el día de hoy los creyentes enfrentan desafíos que nuevamente le dirigen hacia doctrina de la Suficiencia de la Escritura.

Con este motivo en este mes de Octubre, expondré la serie titulada: La Suficiencia de las Escrituras/The Sufficiency of the Scriptures. Le invito a seguir esta serie en http://www.hispanosencristo.net. Por otra parte, abajo he puesto un palabra a lado de cada  titulo de sermón, que resume para que es suficiente la Escritura.

La Suficiencia de las Escrituras/Sufficiency of the Scriptures

10/01/2017     ¿Es la Escritura Suficiente Revelación de Dios?/Is the Scripture Sufficient Revelation of God? – Salmo/Psalm 19:1-14 – Suficiencia

10/08/2017     ¿Es la Escritura Suficiente para la Salvación?/Is the Scripture Sufficient for our Salvation? – Salmo/Psalm 119:161-176 – Salvation

10/15/2017     ¿Es la Escritura Suficiente para Práctica de la Fe?/Is the Scripture Sufficient for our  Fatih? – Salmo/Psalm 119:17-32 – Creencia

10/22/2017     ¿Es la Escritura Suficiente para la Vida Cristiana?/Is the Scripture Sufficient for Christian Living? – Salmo/Psalm 119:1-16 – Santificación

10/29/2017     ¿Es Necesario un Compromiso con la Escritura?/Is it Necessary a Commitment with the Scripture? – Salmo/Psalm 119:33-48 – Compromiso

Suficiencia%201.jpg

 

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Seguridad en su Proposito

Por: Juan Ancalle

En el Salmo 20:1-9, que se encuentra en el primer libro de los salmos, se ve al rey David que ha ido al templo de Jerusalen a orar, pues esta a punto de salir a una batalla, por lo que se lee en los primeros versos, el esta orando, y el pueblo reunido esta repitiendo su oración, intercediendo por su rey, en otras palabras; el pueblo le esta pidiendo a Dios por su rey, para que este tenga la victoria. Por otra parte, la victoria del rey David, también es la victoria del pueblo de Israel, no por orgullo nacional, mas bien porque significa su propia sobrevivencia también.

En las primeras palabras de este dice: “1Jehová te oiga en el día de conflicto; El nombre del Dios de Jacob te defienda.”  Es que David se encuentra en una situación delicada, se puede decir que esta en un “aprieto” del cual quiere salir. Por lo cual, en esta oración de intersección trae a la memoria su cumplimiento con las ofrendas en obediencia a la ley de Moises y ademas esta en el templo presentado su holocausto a Dios. Esto es de observar para vida cristiana, que a pesar de que David tiene un ejercito listo para la guerra, el quiere estar bien o sea en comunión con Dios para emprender la batalla.

Cuantas personas emprenden las cosas sin tomar en cuenta a Dios, probablemente ellos dirán, yo no creo en Dios, porque habría de tomarle en cuenta? sin embargo, el hecho de no creer en Dios, no significa que el no existe, pero el rey David si, estaba seguro de la existencia de Dios, es por eso que va al templo a orar y el pueblo esta intercediendo ante Dios por su rey. Ellos esperan la salvación de Israel a través de la victoria del Rey. Esto también nos hace reflexionar como nación, allá donde vivamos, que debiéramos orar, en este caso por nuestras naciones, pues muchos, pero muchísimos están sin esperanza y sin el Señor Jesucristo, no solamente orar por las situaciones coyunturales de la vida, sino por aquellas que tienen concomitancia eterna.

Por el versículo 6 al 8, David recuerda que Dios lo escogió, como dice la escritura lo ungió como rey sobre Israel, por tanto, por la refutación de su nombre lo salvara, aunque no lo da por sentado, pues lo dice en su oración: “7Estos confían en carros, y aquéllos en caballos; Mas nosotros del nombre de Jehová nuestro Dios tendremos memoria.” que su confianza no esta en su ejercito, sino en el Dios soberano de Israel y aunque el pueblo intercede y tiene buenos motivos para interceder, la confianza de David esta en Dios, porque sabe que Dios tiene un propósito con su vida, y desde la perspectiva del Nuevo Testamento, el Señor Jesucristo tenia que venir del linaje de David, aunque David no sabia esto, pero si sabia que Dios tenia un propósito con haberle elegido rey sobre Israel.

De la misma manera querido hermano, hermana, amigo y amiga, aunque se pueden hacer las cosas sin tomar en cuenta a Dios para nada, sera así como el versículo 8 dice: “8Ellos flaquean y caen,” la fuente de esa confianza es sumamente limitada; pero también se puede seguir el ejemplo de David antes de la batalla, tomar en cuenta a Dios y someterse a su soberanía en todas las cosas que emprendamos, esta es la fuente de confianza mas grande, como dice el resto de este versículo “Mas nosotros nos levantamos, y estamos en pie.” Pues al conocer a Dios, la vida de las personas adquieren un propósito, estar en paz con Dios y vivir para su gloria.

Ser un cristiano significa vivir confiado en el propósito de Dios para nuestras vidas, pues al saber el propósito final de nuestras vidas, que es el eterno, la paz con Dios, todos las cosas temporales encontraran su lugar. Lo que no significa que no debamos planificar para hacer las cosas, mas bien no confiar en ellas, sino en el Dios, que es creador de todas las cosas. y finalmente decir como la congregación de Israel al finalizar su oración de intercesión por su rey: “9Salva, Jehová; Que el Rey nos oiga en el día que lo invoquemos.” y vivir con Seguridad en su Propósito.

Oración pidiendo la victoria

Al músico principal. Salmo de David. 

1Jehová te oiga en el día de conflicto; El nombre del Dios de Jacob te defienda.

2Te envíe ayuda desde el santuario, Y desde Sion te sostenga.

3Haga memoria de todas tus ofrendas, Y acepte tu holocausto.

Selah

4Te dé conforme al deseo de tu corazón, Y cumpla todo tu consejo.

5Nosotros nos alegraremos en tu salvación, Y alzaremos pendón en el nombre de nuestro Dios; Conceda Jehová todas tus peticiones.

6Ahora conozco que Jehová salva a su ungido; Lo oirá desde sus santos cielos Con la potencia salvadora de su diestra.

7Estos confían en carros, y aquéllos en caballos; Mas nosotros del nombre de Jehová nuestro Dios tendremos memoria.

8Ellos flaquean y caen, Mas nosotros nos levantamos, y estamos en pie.

9Salva, Jehová; Que el Rey nos oiga en el día que lo invoquemos.

Reina Valera Revisada (1960). (1998). (Ps 20). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.

Publicado en Conociendo al Señor Jesucristo, Devocional, Enseñanza, Evangelismo | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Elecciones 2016 – Orar y Participar

He estado pensando a cerca de este posting por varios días y me ha parecido oportuno escribirlo, especialmente cuando en estos momentos ya se ha iniciado el proceso electoral para el 2016. Hoy por la noche se lleva a cabo el segundo debate por la nominación de candidato dentro del partido republicano y obviamente está causando la atención de muchas personas y también de los Latinos que vivimos en los Estados Unidos de Norte América. Se escuchan diferentes opiniones y posturas de los candidatos, tanto en políticas domésticas como en política internacional. Algunos candidatos han ascendido en las encuestas rápidamente y otros han bajado o se han mantenido y aunque todavía es temprano para saber si estas tendencias seguirán, especialmente al momento de decidir por quien votar, sin embargo ya se puede ver la inclinación de la población de acuerdo a lo que la población logra saber de cada uno de ellos.

Comoquiera, la Palabra de Dios, la Biblia recomienda en 1 Timoteo 3:1-3 1Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; 2por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.”[1] Que la actitud del creyente debe ser orar, no solo por aquellos que están en eminencia, sino también por aquellos que quieren estar en eminencia, como es el caso de estas elecciones 2016. Por otra parte, en un sistema democrático como el que vivimos, tenemos la oportunidad de participar en las circunstancias que llevaran a la elección del próximo presidente, por lo cual, todos debiéramos educarnos en conocer a cada candidato, saber cuál es su trasfondo social, político y especialmente espiritual, su carácter. Debiéramos ocupar un tiempo para saber cuáles son sus propuestas para la nación y meditar en el alcance e impacto a mediano y largo plazo de ellas y participar activamente en el proceso democrático para no ser espectadores solamente, sino protagonistas de nuestro propio bienestar.

12 Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová,

El pueblo que él escogió como heredad para sí.

(Salmo 33:12) [2]

[1] Reina Valera Revisada (1960). (1998). (1 Ti 2:1–3). Miami: Sociedades Bíblicas Unidas.

[2] Reina Valera Revisada (1960). (1998). (Ps 33:12). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.

Publicado en Elecciones 2016 | Etiquetado , | 1 Comentario

The Case for Christmas book Review

Revision del libro, El Caso de la Navidad

By: Juan Ancalle

Este es el libro que estaremos leyendo durante este mes antes de la Navidad. Estaba visitando a algunos sitios web de los apologistas cristianos evangélicos más conocidos en América y de repente encontré el sitio web de Lee Strobel[1] y navegando entre los libros de su autoría, encontré este libro, que creo que nos ayudará a complementar a la serie de sermones que voy a compartir durante nuestros servicios de adoración los domingos (a las 12:30 en la Iglesia Bíblica Emmanuel Ministerio Hispano). Lee Strobel es un ex ateo y anteriormente periodista del The Chicago Tribune[2], un periódico muy conocido de Illinois. Este libro forma parte de su jornada del ateísmo hasta finalmente encontrar al Señor Jesucristo por el testimonio de una familia cristiana pobre, que encontró al hacer su trabajo periodístico. Impresionado por la creencia de esta familia y su fe en el Señor Jesucristo, él decidió investigar periodísticamente, el por qué esto era así, ¿por qué una familia como los Delgado tenia tanta convicción en el Señor Jesucristo? y así como los pastores habían recibido el anuncio de que Jesús había nacido en Lucas 2:8-18 y que los mismos estaban decididos a averiguar la veracidad de este anuncio, es que él decide investigar por sí mismo, para luego arribar a su propia conclusión sobre “¿Quién estaba en el pesebre esa primera mañana de Navidad”[3].

En su libro Lee Strobel presenta cuatro evidencias sobre la identidad del Señor Jesucristo, que son las siguientes como él los menciona: La evidencia de testigos oculares, la evidencia científica, la evidencia del perfil y la evidencia de los rastros personales o como él los llama “prueba de huellas dactilares”[4]. Para ello, entrevista algunos estudiosos de la Biblia, expertos en arqueología y profecía mesiánica, tales como, Craig L. Blomberg, PhD, John McRay, PhD, Donald A. Carson, PhD y Louis S. Lapides, Mdiv, THM, con el fin averiguar objetivamente, si hay evidencias fiables de que Jesús es Dios en carne. Él hace preguntas directas a sus entrevistados acerca de la fiabilidad del texto de las escrituras como fuente, que las mismas sean consideradas válidas para este fin y se compara a este con otros documentos históricamente reconocidos, además, si las personas de estas narraciones pueden ser consideradas testigos oculares confiables. Quiere que sus lectores sepan si la arqueología apoya la existencia de las personas y lugares mencionados en los evangelios, quiere aclarar si existe alguna posibilidad de que estos evangelios son relatos de leyendas de alguna manera generados por los creyentes y hace una pregunta tras otra a cerca de afirmaciones claves en los evangelios. Luego va a cuestionar a cerca de lo que pudiese revelar la deidad del Señor Jesucristo, y de cuales son las evidencias textuales que coinciden con las afirmaciones acerca de la deidad del Señor Jesucristo, que son los atributos divinos en la persona del Señor Jesucristo, y finalmente, él hace preguntas relacionadas con el Señor Jesucristo como el mesías judío, en base a la historia de conversión de uno de sus entrevistados, Louis S. Lapides, Mdiv, THM.

Reuniendo toda esta información a partir de las entrevistas, la tumba vacía y los testigos oculares, llega a una conclusión, a lo que él llama “el veredicto de la historia”: “que el bebé recién nacido en el pesebre era el Unigénito hijo de Dios, enviado en una misión para ser el salvador del mundo”[5]. Se recomienda este libro para aquellos que están buscando verificar la verdad a cerca de la identidad del Señor Jesucristo o para aquellos que tienen ciertas dudas acerca del Señor o simplemente para los que ya son creyentes que quieren fortalecer su fe en el Señor Jesucristo. Ver la version en (Ingles)

FullSizeRender-1

Video en Ingles a cerca “The Case For Christmas” por Lee Strobel.

[1] Lee Strobel’s website, http://www.leestrobel.com, 2014

[2] Chicago Tribune website, http://www.chicagotribune.com/lifestyles/books/ct-books-0709-lee-strobel-20110715-story.html, 2014

[3] The Case For Christmas, A journalist investigates the identity of the child in the manger, by Lee Strobel, Zodervan, 3900 Sparks Dr. SE, Grand Rapids, Michigan 49546, U.S.A. page 10.

[4] Traduccion del ingles por Juan Ancalle, del libro The Case For Christmas, A journalist investigates the identity of the child in the manger, by Lee Strobel, Zodervan, 3900 Sparks Dr. SE, Grand Rapids, Michigan 49546, U.S.A.

[5] The Case For Christmas, A journalist investigates the identity of the child in the manger, by Lee Strobel, Zodervan, 3900 Sparks Dr. SE, Grand Rapids, Michigan 49546, U.S.A. page 89.

 

Publicado en Revision de Libros | Etiquetado , , | Deja un comentario

Los pastores a Belen

“Así como los pastores, generalmente los seres humanos que no tienen las sofisticaciones en su vida, son los que mayormente escuchan mas fácilmente el mensaje de salvación. Pues su vida no tiene las distracciones que las posesiones ofrecen. Y es por esto que mas tarde el Señor dijo: que es mas fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre al reino de los cielos y no porque ser rico sea malo, sino que la riqueza puede llegar a ser un obstáculo para la fe”. (cita del sermón: Un Salvador, que es Cristo el Señor/A Savior, Who is Messiah The Lord – Lucas/Luke 2:8-20 Predicado por el pastor Juan Ancalle)

Publicado en Citaciones | Deja un comentario

Es el Tiempo de Avanzar!

“El Dios Soberano decide que sus discípulos continúen avanzando y actúa a través de un hombre respetado, Gamaliel doctor de ley, para dejarles compartir las Buenas Nuevas, pero los discípulos sufrieran el precio de su compromiso. Era el Tiempo de Avanzar. Es el tiempo de avanzar en tu propia vida y también como iglesia”. (Cita del sermón: Tiempo de Avanzar II/Time to Move Forward II – Hechos/Acts 5:33-42 predicado por el pastor Juan Ancalle)

Cita | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Viaje Misionero/Mission Trip: Sicuani – Cusco, Peru – Junio, 2012

Esta galería contiene 7 fotos

Galería | Deja un comentario

El Dia del Trabajo – Labor Day

Día del Trabajo 2013

Labor Day 2013

By: Juan Ancalle

De acuerdo al sitio de internet oficial del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, el “Labor Day” o “Día del Trabajo, es el primer lunes de septiembre, tiene su origen en el movimiento obrero y es dedicado a los logros sociales y económicos de los trabajadores estadounidenses. Constituye también, un homenaje nacional y anual a las contribuciones que los trabajadores han hecho a la fortaleza, prosperidad y el bienestar de nuestro país”[1].

En el mismo sitio se describe el proceso legislativo que tuvo lugar hasta constituirse en un feriado nacional. Menciona que algunos registros señalan que Peter McGuire, Secretario general de la Hermandad de Carpinteros y cofundador de la Asociación Americana del Trabajo, fue el primero en proponer el Día del Trabajo, quien dijo: “Quienes de la ruda naturaleza han calado y tallado toda la grandeza que contemplamos”. El Día de Trabajo se celebra desde que el congreso nacional paso la legislación el 23 de Junio de 1894.

Como se puede ver este feriado nacional originalmente celebra el trabajo duro de los trabajadores de toda la nación, pero al constituirse en un feriado nacional involucra a todos los que de alguna y otra manera participan en la producción debida al trabajo en nuestro país.

Cuando vemos la perspectiva Bíblica del trabajo, podemos ver que el trabajo fue establecido por Dios aun antes de la caída en el huerto del Edén cuando en hombre y la mujer fueron creados por Dios (Génesis 2:15) Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase.[2] Lo que revela la voluntad de Dios de darle al hombre la responsabilidad de trabajar y cuidar el huerto del Edén. En otras palabras Dios creo al hombre, le proveyó los medios para su sostenimiento y le dio la responsabilidad de trabajar manteniéndola.

Después que el hombre y la mujer desobedecieron a Dios en el huerto del Edén, el trabajo siguió siendo trabajo, eso no cambio en la perspectiva de Dios, el hombre seguía siendo responsable de trabajar, pero las condiciones de trabajo cambiaron; la tierra fue maldecida por causa de la desobediencia (Génesis 3:17-19) 17Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. 18Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. 19Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.[3] Es evidente que ya no vivimos en el huerto del Edén, desde que nuestros padres fueron expulsados por Dios y la consecuencia inmediata, es que el trabajo requiere literalmente “el sudor de nuestro rostro”. Recordando las palabras de Peter McGuire refiriéndose a los trabajadores estadounidenses: “Quienes de la ruda naturaleza han calado y tallado toda la grandeza que contemplamos”, no son nada mas y nada menos que una descripción, de lo sacrificado y esforzado que significa conseguir y contemplar los resultados del trabajo, corroborando así las consecuencias de la caída en desobediencia a Dios descrita en pasaje anterior.

Mas tarde Dios ratifica el trabajo en el monte Sinaí cuando Dios establece el Día de reposo (Éxodo 35:1-3) 1Moisés convocó a toda la congregación de los hijos de Israel y les dijo: Estas son las cosas que Jehová ha mandado que sean hechas: 2Seis días se trabajará, mas el día séptimo os será santo, día de reposo* para Jehová; cualquiera que en él hiciere trabajo alguno, morirá. 3No encenderéis fuego en ninguna de vuestras moradas en el día de reposo.*[4]  Esta es la perspectiva Bíblica del trabajo, no solamente Dios establece los días en que el hombre debe trabajar, sino también establece que el hombre debe descansar y dedicarse a Dios. Aunque no estamos mas bajo la ley de Moisés, los principios establecidos en cuanto al trabajo y descanso dedicado a Dios, son principios establecidos por Dios.

La Biblia habla también de lo opuesto al trabajo, que es la pereza y que a consecuencia de esto la persona puede llegar a ser pobre (Proverbios 6:6-11)

6 Ve a la hormiga, oh perezoso,

Mira sus caminos, y sé sabio;

   7 La cual no teniendo capitán,

Ni gobernador, ni señor,

   8 Prepara en el verano su comida,

Y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento.

   9 Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir?

¿Cuándo te levantarás de tu sueño?

  10 Un poco de sueño, un poco de dormitar,

Y cruzar por un poco las manos para reposo;

  11 Así vendrá tu necesidad como caminante,

Y tu pobreza como hombre armado. [5]

Una vez mas esto revela la voluntad de Dios para todos los hombres respecto de la responsabilidad del trabajo para su sostenimiento. Si el hombre descuida el trabajar esto le pudiese producir como consecuencia la pobreza, o el carecimiento de recursos para su familia.

El Señor Jesucristo nos muestra una perspectiva mas clara de lo que significa el trabajo, y el descanso dedicado a Dios, cuando sana al paralitico de Betesda y es acusado de quebrantar el Día de reposo (Juan 5:17:18) 17Y Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo. 18Por esto los judíos aun más procuraban matarle, porque no sólo quebrantaba el día de reposo,* sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios. [6] Lo que el Señor Jesucristo esta enseñando, es que aunque estemos en un día de descanso, no debemos dejar de hacer el bien, así como lo dice (Éxodo 35:1-3) el Día de reposo o como creyentes, cuando tomamos días de descanso especiales para dedicarnos específicamente a Dios, estos no deben ser impedimentos para hacer el bien, pues tomar un tiempo para dedicarnos a Dios significa hacer el bien a nuestros semejantes también. A esto el Señor le llama trabajar así como Dios siempre trabaja haciendo el bien a todos. Así que no quebranto el descanso que el estableció antes hizo el bien a un necesitado.

Mas tarde el apóstol Pablo exhorta a los hermanos de Tesalónica a seguir su ejemplo de trabajo, ratificando una vez mas a obedecer lo establecido por Dios respecto del trabajo cuando el hombre fue creado en el huerto del Edén (2 Tesalonicenses 3:10-12) 10Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma. 11Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno. 12A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan.[7]

La celebración del Día del trabajo en nuestra nación nos hace recuerdo lo esforzado que significa gozar del fruto de nuestras manos, así como Dios lo afirmo después de la caída del hombre en el Huerto del Edén. También nos hace recuerdo que es bueno para Dios tener tiempos establecidos para trabajar y descansar, especialmente tomar descansos dedicados a Dios para meditar y reflexionar a cerca de nuestras propias vidas delante de nuestro Creador. También, debemos estar conscientes que el descuido del trabajo puede conducir al ser humano a la pobreza y por esto seamos ejemplo de trabajo y dedicación a nuestros hermanos y así les motivaremos a cumplir con esta responsabilidad que Dios nos ha encomendado.

Finalmente como dice la escritura en (Eclesiastés 5:19) Asimismo, a todo hombre a quien Dios da riquezas y bienes, y le da también facultad para que coma de ellas, y tome su parte, y goce de su trabajo, esto es don de Dios.[8] Disfrutemos hoy este Día del trabajo desde la perspectiva Bíblica, haciendo el bien y con agradecimiento a Dios pues es un regalo de Dios!


[1] Traducido del sitio de internet http://www.dol.gov/laborday/history.htm – United States Department of Labor, 2013

[2] Reina Valera Revisada (1960). (1998). (Ge 2:15). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.

[3] Reina Valera Revisada (1960). (1998). (Ge 3:17–19). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.

[4] Reina Valera Revisada (1960). (1998). (Ex 35:1–3). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.

[5] Reina Valera Revisada (1960). (1998). (Pr 6:6–11). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.

[6] Reina Valera Revisada (1960). (1998). (Jn 5:17–18). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.

[7] Reina Valera Revisada (1960). (1998). (2 Th 3:10–12). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.

[8] Reina Valera Revisada (1960). (1998). (Ec 5:19). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.

Publicado en Perspectivas Teológicas | Etiquetado , , | 2 comentarios